El acné es uno de los problemas que más afecta en la adolescencia y también en la edad adulta. Esta patología, además de afectar claramente al plano físico, también lo hace en el mental o psicológico. A todos nos gusta encontrarnos a gusto con nosotros mismos y también deseamos sentirnos cómodos con los demás. Damos mucha importancia a las relaciones sociales y nos merecemos encontrarnos conformes con nuestro aspecto. Si logramos esto, además de estar encantados con nuestro físico, daremos un salto de calidad en autoestima. Creceremos a nivel mental y eso resulta clave para poder ser felices. El acné puede afectar mucho a la hora de hacer que no encontremos la felicidad y sí a que aparezcan las inseguridades. Por eso es tan importante poder terminar con él. En esta publicación vamos a tratar de dejar claro todo lo que puede aportar el láser azul en la lucha contra el acné. ¿Quieres conocerlo? Tan solo tienes que tomarte un tiempo para leer las próximas líneas.

El láser azul en la lucha contra el acné

Vamos a tratar de ir paso a paso en este recorrido por el acné, explicando primero en qué consiste. Se trata de una enfermedad que, lo primero, no es grave, con lo que tiene que reinar la tranquilidad. Lo que hace el acné es dañar la piel, provocando en la misma la aparición de granos o espinillas. No vamos a entrar en muchos detalles sobre cómo llegan a hacer acto de presencia, pero sí debemos recordarte que el acné, a pesar de que es muy conocido por su forma de afectar al rostro, también aparece en otras zonas como la espalda, el pecho, los hombros o el cuello.

Hay dermatólogos que facilitan cremas que pueden llegar a dar gran resultado, pero si quieres algo efectivo, descubre el láser azul en la lucha contra el acné. En Milesman contamos con un producto que es garantía de fiabilidad, seguridad, profesionalidad y calidad. El láser azul Milesman Blauman está indicado, tanto para adolescentes como para adultos. Si lo pruebas, comenzarás a notar los beneficios desde la primera sesión. No te lo pienses más y da el paso para terminar con el acné y todas las incomodidades que genera.

Siguiendo con todo lo que puede dar el láser azul en la lucha contra el acné, quizás sea conveniente aclarar cuáles pueden ser las causas de esta enfermedad:

1- El sebo: Se debe al funcionamiento de las glándulas sebáceas. En este caso es porque producen más de lo normal. Se suele tratar con derivados de la vitamina A y con calor profundo.

2- Canales foliculares: El sebo generado se acumula en el folículo piloso.

3- Bacterias: Éstas se reproducen en el sebo, llegando a generar infección e irritación.

El tratamiento con láser azul actúa en las dos últimas causas, en primer lugar porque abre los canales liberando el sebo, y en segundo lugar porque cierra y desinfecta la herida y toda la zona de alrededor evitando que salga otra vez.

 

¡Dile adiós al acné!