Nuevas tecnologías estéticas con láser azul

No es fácil que nuevos tratamientos estéticos irrumpan con éxito en el mercado estético.

Para que un tratamiento sea exitoso se necesitan la mayor parte de los siguientes requisitos:

  • Resultados evidentes. La mejora de lo que se está tratando tiene que ser muy evidente. El cliente ya no se conforma con resultados “light”.
  • Sin dolor o con muy baja molestia. El cliente no quiere sufrir. El tratamiento debe de ser llevadero. Hay muchos clientes que sólo están dispuestos a realizarse mejoras estéticas si no lo pasan mal.
  • Sin efectos secundarios. En general la estética está dentro del ámbito de la esfera privada y los clientes no quieren que sea publico, por ello se pretende que nadie perciba que un tratamiento estético se ha realizado.
  • Muy pocas sesiones o idealmente una sesión. Realizarse muchas sesiones es caro y requiere constancia, si para ver un resultado hay que tratarse varias veces, la demanda del tratamiento cae.
  • Que el tratamiento sea rápido y rentable para quien lo realiza. Es básico que quien dispone de una máquina, tenga una buena rentabilidad.
  • Que el tratamiento se pueda realizar en la mayor cantidad de gente posible.
  • Que el tratamiento NO sea pasajero, es decir ajeno a las modas.

El láser azul para la eliminación de lesiones pigmentadas y vasculares es uno de los POCOS TRATAMIENTOS QUE CUMPLE el 100% de los REQUISITOS, veamo por qué:

  • Resultados evidentes.
  • Sin dolor o con muy baja molestia.
  • Sin efectos secundarios.
  • Muy pocas sesiones o idealmente una sesión.
  • Que el tratamiento sea rápido y rentable para quien lo realiza.
  • Que el tratamiento se pueda realizar en la mayor cantidad de gente posible.
  • Que el tratamiento.
Instagram