Láser azul para estética: guía para profesionales

Una nueva tecnología ha transformado el mundo de la estética y tiene nombre propio: láser azul. Si eres una profesional del sector de la belleza, necesitas conocer qué es realmente la luz azul, cuáles son sus beneficios y cómo este potente aparato puede ayudarte a conseguir más clientes y a mejorar la rentabilidad de tu negocio.

Te lo contamos todo en este artĂ­culo.

¡Empezamos!

Láser azul: por qué el sector de la estética estaba demandando una tecnología así

Conseguir que las personas mejoren y se sientan a gusto con su cuerpo es el gran reto de los profesionales de la estética. Tú lo sabes bien. Para ello, ofrecen a los clientes soluciones que no siempre cumplen con las premisas ideales que debería tener el tratamiento estético perfecto y que podemos resumir en 4 puntos.

  1. Inmediatez: Los clientes quieren que su problema se solucione rápidamente. No están dispuestos a esperar largo tiempo para conseguir resultados.
  2. Evidencia: Los resultados de un tratamiento estético deben ser evidentes, es decir, ir más allá de pequeñas mejoras apenas perceptibles.
  3. Indoloro: Las molestias que algunos tratamientos ocasionan asustan a muchos clientes. Ellos buscan mejorar su belleza sin dolor ni molestias durante el tratamiento y prefieren evitar en la medida de lo posible intervenciones quirĂşrgicas.
  4. Imperceptible: Los clientes son coquetos por naturaleza, no en vano están consumiendo tratamientos de estética ¿verdad? Por eso, el tratamiento ideal es aquel que no deja secuelas durante la recuperación y que no supone estar varios días de baja. Retomar su vida normal de inmediato para que los demás no sepan que se han hecho algún retoque es clave para el cliente.

Ahora bien, conseguir que un tratamiento estético reúna todos estos ingredientes resulta complicado.

Láser azul para tratamientos de estética

Lo habitual es que, para ofrecer inmediatez y evidencia, debamos optar por un tratamiento molesto que, además, va a ser perceptible durante los primeros días. El ejemplo más habitual es una operación de cirugía estética.

Si, por el contrario, ofrecemos al cliente un tratamiento no invasivo, indoloro y que le permita incorporarse de inmediato a su actividad diaria, lo hacemos a costa de unos resultados no tan evidentes ni rápidos. Es el caso de la mayoría de tratamientos que ofrecen los centros de estética.

No obstante, debemos reconocer que hay ciertos tratamientos que sĂ­ han conseguido cumplir con todas estas caracterĂ­sticas resultando un triunfo entre los clientes. Dos ejemplos:

  • DepilaciĂłn láser: En apenas 5 sesiones desaparece el pelo, el tratamiento no es molesto y el cliente sale de Ă©l sin que se note que se ha hecho una sesiĂłn.
  • Botox: elimina arrugas en minutos, apenas duele y no se nota que el cliente ha pasado por ese tratamiento.

Además, otro secreto del éxito de estos tratamientos estéticos es que resuelven un problema que nos afecta a todos.

Sí, todos tenemos como enemigos acérrimos en esta vida a los pelos y a las arrugas. Y que así siga siendo, porque mientras nos crezcan pelos y nos salgan arrugas, no faltará trabajo en el sector de la estética. Coincidimos, ¿a que sí?

Otro de esos grandes problemas estéticos mayoritarios que afectan al 80 % de las personas mayores de 30 años son las imperfecciones en la piel.

Hablamos de manchas estéticas, verruguitas, puntos rubí, lunares o lesiones vasculares, entre muchas otras. En definitiva, lesiones benignas causadas por el envejecimiento de la piel y su exposición a agentes externos como la polución, el sol, los cosméticos o la alimentación.

Eliminación de manchas cara con láser milesman Blauman

Este tipo de imperfecciones han sido muy difíciles de tratar tradicionalmente. Las únicas soluciones pasaban por métodos invasivos como el bisturí —eléctrico o no— o métodos no invasivos, pero poco selectivos como el criógeno que congela la lesión y toda la piel circundante.

A nivel estético no invasivo y no médico todavía no había sido posible tratar estas imperfecciones hasta hoy gracias al láser azul, una nueva tecnología al servicio de la estética diseñada para eliminar las imperfecciones de la piel.

¿Qué es el láser azul y qué imperfecciones de la piel elimina?

El láser azul es un innovador método basado en la tecnología láser —ésa que tantas alegrías nos ha traído al mundo de la estética—, que consigue que las lesiones de la piel desaparezcan de una forma indolora y en una única sesión. Suena bien ¿eh?

Entre las principales imperfecciones que se pueden tratar con láser azul están:

  • Láser para manchas o lesiones pigmentadas (nevus, lentigos solares…).
  • Láser para lesiones vasculares (hemangiomas, puntos rojos o rubĂ­, telangiectasias o arañas vasculares, más conocidas como varices…).
  • Láser para acnĂ©, funciona genial para la limpieza facial de pieles acneicas.
  • Otras lesiones: pápulas, verrugas o quistes de milium.

En definitiva, el láser azul permite acabar con un listado enorme de lesiones antiestéticas de las que los clientes están deseando librarse.

Puedes ver más resultados del tratamiento con láser azul Blauman en nuestro Instagram.

Accede desde este enlace.

Y esto, ¿cómo se consigue? Gracias al novedoso láser azul dotado con una longitud de onda de 450 nm y 10W de potencia, que apenas penetra en la piel. Estos datos un tanto técnicos se traducen en rapidez, precisión y confort.

¿Qué más se le puede pedir a un tratamiento estético? Ah, sí: imperceptible, el 4º ingrediente del tratamiento estético perfecto. ¿Los repasamos?

  • Inmediatez: El láser azul elimina la lesiĂłn en minutos.
  • Evidencia: La lesiĂłn desaparece, literalmente. Y no, no es magia, es ciencia.
  • Indoloro: El tratamiento estĂ©tico con láser azul no requiere anestesia.
  • Imperceptible: No se nota que el cliente ha sido tratado ya que los signos de la sesiĂłn son minĂşsculos.

El láser azul Blauman de Milesman reúne todas estas ventajas y las pone a trabajar para hacer feliz a tu cliente.

Por qué deberías incluir el láser azul entre tus servicios como profesional de la estética

Sin duda, la tecnología del láser azul ha llegado para quedarse en el campo de la estética. Ya lo has visto. Es uno de esos tratamientos perfectos que los clientes demandan continuamente.

Por este motivo, es fundamental que como profesional de la estética lo incluyas entre tu oferta de servicios.

Láser azul para estética: guía para profesionales

Este tipo de tratamientos son una inversión en tu negocio que no pasa de moda. Es un aparato que cumple su función, por lo que el riesgo de obsolescencia es bajo. En otras palabras, el láser azul Blauman no pierde valor con el paso del tiempo y te genera ingresos de forma constante.

Este punto es importante porque sabemos que el mayor temor de los profesionales de la estética es invertir en un aparato que un futuro cercano quede desfasado porque ha salido una nueva tecnología al mercado que les obligue a cambiar.

Asimismo, incorporando un láser azul en tu centro de estética o en tu cartera de servicios, estás agregando un tratamiento suplementario que antes no podías llevar a cabo. Por lo tanto, no adquieres un láser azul para sustituir a otro aparato que ya tienes y que realiza la misma función, y que, en definitiva, no te va a hacer aumentar los ingresos.

laser azul milesman simulador

Al comprar un láser azul vas a poder ofrecer un tratamiento diferente y atraer a nuevos clientes a tu negocio. Y ya sabes, nuevos clientes son sinónimo de nuevos ingresos. Suena tentador, ¿verdad?

Esperamos haber resuelto tus dudas respecto a la casi mágica tecnología de láser azul para estética. Y si te has quedado con alguna, dispara en la zona de comentarios.

Si quieres impulsar tu negocio de estética y aumentar tu cartera de clientes, necesitas un láser azul en tu vida.

Contacta con nosotros para alquilar o comprar el láser azul de Milesman. ¡Te esperamos!

Leave a Reply

Instagram